Abstractos

Traduction automatisée, revue par Laurence Brière

El anclaje sociológico del concepto. Reflexión sobre la relación a la objetivación
Marie-Laurence Bordeleau-Payer

Este artículo examina cómo el concepto, que se presenta como una herramienta lingüística y metodológica mediante la cual es posible captar la realidad, actúa como una mediación transmitiando un significado objetivamente aprehendido. Destaca el hecho de que el concepto y el pensamiento deben ser abordados según una relación inseparable por la cual el (re)conocimiento de los objetos del mundo es posible según sus raíces socio-históricas. Además, esta perspectiva pone de relieve el hecho de que los conceptos nunca son neutrales, es decir, están impregnados de un contenido normativo e ideológico específico de la cultura « epistemológica », así como del espíritu de la época, que forman parte de su construcción dialéctica. Y puesto que este contexto es intrínseco al conocer el mundo, cualquier investigador que desee acceder a la comprensión de la realidad debe tener en cuenta la naturaleza « cultural » del proceso mediante el cual es posible la « realidad », teniendo en cuenta el universo de significado en el que se basa el pensamiento humano. Es a la luz de estas consideraciones que la reflexión elaborada en este capítulo busca arrojar luz sobre la naturaleza social de cualquier proyecto de conocimiento, siguiendo el anclaje socio-histórico del informe de objetivación que subyace a cualquier designación conceptual, así como el pensamiento que lo refleja.

¿Neutralidad para qué? Por una historización del rigor científico
Oumar Kane

La epistemología, como campo de conocimiento preocupado por el estudio de la ciencia, ha puesto gran énfasis en las condiciones « internas » de la producción del discurso científico, centrándose particularmente en conceptos como la verdad, la lógica, la objetividad o la neutralidad. Propongo completar brevemente este análisis « interno » con un enfoque « externo » al conocimiento científico. Por lo tanto, la historización me parece una condición importante para mostrar dos cosas en relación con la cuestión de la neutralidad. En primer lugar, la neutralidad como imperativo del despliegue de un determinado conocimiento puede estar ligada a determinadas condiciones socio-históricas. Segundamente, esta neutralidad adopta formas muy variadas en función de las configuraciones institucionales y disciplinarias que nos interesan. Para argumentar mi punto de vista, utilizo a Aristóteles, Bachelard y Feyerabend, demostrando que el camino no es lineal y que en cada uno de estos autores podemos encontrar argumentos a favor del reconocimiento de múltiples formas de conocimiento, incluso una cierta heterogeneidad del conocimiento científico. Concluyo argumentando que la propuesta revolucionaria de Feyerabend, una teoría anarquista del conocimiento, es insuficiente en el contexto de un análisis político de la ciencia y que existe la necesidad de un « cambio epistémico » que apenas se está empezando a ver.

De la imposible neutralidad axiológica a la pluralidad de las prácticas
Pierre-Antoine Pontoizeau

Este capítulo pretende explicar los logros del pensamiento de Feyerabend en cuanto a la contextualización de verdades científicas subordinadas a propósitos o utilidades implícitas. Luego, pongo su pensamiento en perspectiva con respecto a las conclusiones más recientes de los matemáticos sobre los límites de su propia ciencia: lo incompleto, la creciente indecisión (Kolmogorov), etc.  A continuación presento algunos ejemplos de los debates y controversias matemáticas que atestiguan la inexistencia de la neutralidad axiológica en el proceso mismo de la creación matemática. El capítulo termina indicando los caminos de un diálogo basado en una racionalidad abierta y plural, es decir, una praxéología que contextualiza la razón discursiva basada en el notable libro de Gunnar Skirbeek, Una praxéología de la modernidad.

Sobre el ideal de neutralidad en la investigación
Julia Morel y Valérie Paquet

Asumiendo que la neutralidad en ciencias sociales es inalcanzable y que es necesario ser consciente de ello, este trabajo se centra en las manifestaciones de este sesgo en el complejo y heterogéneo proceso de la investigación en el campo de la comunicación. Basado en un enfoque dominado por el movimiento constructivista, este texto se centra en los escritos de tres destacados autores de las ciencias sociales: Gaston Bachelard, Giovanni Busino y Jean-Pierre Olivier de Sardan. Los conceptos de ruptura epistemológica y de prueba tanto como la dinámica entre las dimensiones etica y emica están en el centro de esta reflexión, permitiendo aportar elementos adicionales a la observación inicial. Estos tres autores están vinculados a diferentes disciplinas de las ciencias sociales, pero llegan a conclusiones similares: la neutralidad es difícil de lograr. A través de un diálogo entre estos autores, este texto intenta responder a la siguiente pregunta: ¿hasta qué punto el ser consciente o consciente de la no-neutralidad nos permite, como estudiante de maestría en comunicación, compensar nuestro sesgo de investigación personal y estructural?

Cuando los resultados contradicen las suposiciones. La neutralidad en cuestión en la producción de conocimiento sobre el cerebro
Giulia Anichini

En este artículo se analiza la neutralidad científica observando la producción de resultados en el campo de la neurociencia. Mis estudios de casos comprueban estrategias buscando producir resultados « positivos », es decir, en línea con la predicción inicial de los investigadores. La valoración de los resultados « confirmatorios » conduce también a la ocultación de ciertas anomalías que se perciben como menos « publicables ». Las prácticas del bricolaje y del secreto en torno a determinados datos reflejan la influencia de las políticas de publicación en la producción del conocimiento científico.

Traducciones coloniales y (post)coloniales en la prueba de neutralidad
Milouda Medjahed

Desde los albores de los tiempos, la historia ha estado incompleta. Incluso me atrevería a decir que la historiografía es un asunto pendiente. La historiografía también es subjetiva, porque está escrita en un contexto específico. Tejaswini Niranjana (1992) sólo acentúa esta subjetividad cuando insiste en la corrección y traducción desde una perspectiva (post)colonial. Explica cómo la elección de las palabras cambia de un contexto a otro y, por lo tanto, cómo se aplican las estrategias de traducción tanto por parte de los colonizadores como por parte de los que reivindican la descolonización para lograr sus propios objetivos. De hecho, la traducción puede ser manipulada para servir a un proyecto colonial o descolonial. Este capítulo propone explorar la cuestión de la neutralidad a la luz de investigaciones recientes sobre las traducciones coloniales y (postcoloniales). El objetivo es demostrar cómo la subjetividad, las decisiones y las motivaciones del traductor están vinculadas a todos los elementos contextuales destacados por los teóricos.

Prácticas de revisión entre pares : no hay neutralidad
Samir Hachani

La revisión por pares de las publicaciones científicas y técnicas siempre ha sido objeto de controversia y múltiples prejuicios desde su creación. Siendo obviamente una operación humana, no podía abandonar esta propensión a juzgar no el texto presentado, sino la persona que lo hace, el autor o la autora. Estos prejuicios tienen orígenes múltiples y variados (nacionales, religiosos, ad hominem – personales –, estéticos, ideológicos, etc.), pero una de estas razones parece ser cada vez más preponderante, como se puede ver más claramente desde la apertura del proceso de evaluación en varias revistas. Estos son los prejuicios que las mujeres encuentran en su búsqueda de publicación y participación en los consejos editoriales cuyo propósito es evaluar la investigación presentada. El análisis de estos prejuicios tiende a indicar una especie de ostracismo y exclusión de las mujeres cuando presentan un artículo y cuando forman parte de los consejos de redacción. Este capítulo intenta examinar el tratamiento de los artículos presentados por mujeres en algunas revistas científicas, así como el lugar que ocupan las mujeres en sus consejos editoriales. ¿Podría la apertura en el proceso de revisión por pares ayudar a reducir estos prejuicios y hacer que la evaluación y la publicación científica sean un poco más neutral?

Los hechos, la ciencia y su comunicación. Un diálogo sobre la ciencia climática en la época de Trump
Pascal Lapointe y Mélissa Lieutenant-Gosselin

Este capítulo propone tres textos en uno. En primer lugar, presenta el punto de vista de Pascal Lapointe sobre el trabajo de los periodistas científicos y lo que nos enseña sobre la comunicación científica en esta época de « Fake News ». A esto le sigue un diálogo iniciado por la reacción y las preguntas planteadas por Mélissa Lieutenant-Gosselin, estudiante de doctorado en comunicación pública y codirectora de este libro. La reacción y las preguntas son las de una constructivista convencida que ve las ciencias como herramientas para la emancipación humana. Ella comparte con Pascal Lapointe la convicción de la necesidad de una mejor comunicación de la ciencia. El texto termina con las respuestas del primer autor a las preguntas del segundo. Esperamos que este texto en tres partes permita a los lectores reflexionar con nosotros no sólo sobre la neutralidad de la ciencia, la realidad y los hechos, sino también sobre las formas de hablar y representar la ciencia.

La amoralidad del positivismo institucional. La epistemología del vínculo como resistencia
Florence Piron

En este capítulo reflexiono sobre los efectos sociales y éticos de la conminación de neutralidad axiológica que se encuentra en el corazón del « positivismo institucional », nombre que doy al marco normativo hegemónico del régimen globalizado de la ciencia y del conocimiento en el mundo contemporáneo. Al definir los sentimientos morales y el alma como perjudiciales para la actividad de creación de conocimiento, al hacer que los científicos sean incapaces de comprender que los sentimientos, los valores y los compromisos son esenciales para el pensamiento auténticamente humano – vinculado y conectado a un mundo común –, esta conminación excluye este tipo de pensamiento en la actividad científica que, por lo tanto, se convierte en amoral. Debido al lugar simbólico de la ciencia y de la experiencia en la cultura y la imaginación colectivas, esta amoralidad normalizada contribuye a normalizar la indiferencia hacia el otro, en nombre de la verdad o del resultado, en un mundo marcado por el neoliberalismo, donde la preocupación por los demás ya es poco valorada, si no ignorada y despreciada.

Un viaje a la insolencia. Desenmascarar la neutralidad científica en la formación de investigadores
Maryvonne Charmillot y Raquel Fernandez-Iglesias

Nuestro objetivo es deconstruir la gramática positivista desenmascarando la llamada neutralidad científica. Invitamos a los investigadores aprendices a iniciar un viaje hacia la insolencia y a cuestionar el orden científico establecido. ¿Dejan las normas para la producción de conocimientos científicos espacio para la experiencia de los investigadores? ¿Pueden separarse del mundo social para definir su relación con el objeto de estudio? La construcción del conocimiento científico se rige por convenciones y las conminaciones resultantes conducen a una especie de conformidad intelectual. Estas normas implícitas y los requerimientos que conllevan parecen evidentes: son la única forma de garantizar la producción científica. Que aprendemos a cuestionarlas y descubriremos que las ciencias son plurales y que dejan espacio para la crítica del orden científico dominante. Este aprendizaje se enmarca en la perspectiva de la investigación comprensiva. Desde esta postura epistemológica, cuestionamos las prácticas científicas y nos oponemos a los sistemas de poder contra los que luchamos. Para ello, adoptamos un enfoque sistema por sistema y proponemos acciones de investigación insolentes.

La neutralidad en las ciencias ambientales. Reflexiones sobre la Marcha Internacional por la Ciencia
Laurence Brière

La cuestión de la neutralidad en las ciencias ambientales es particularment interesante; las ciencias biofísicas y las ciencias humanas coexisten y se entrecruzan, revelando marcadas divergencias epistemológicas. Una Marcha Internacional por la Ciencia se desplegó para el Día de la Tierra de 2017 en 38 países a raíz de la iniciativa de científicos estadounidenses preocupados por las posiciones de su nuevo gobierno sobre la cuestión del cambio climático. Este acontecimiento insólito – científicos saliendo a la calle para defender su contribución a la sociedad y al mundo – puso de relieve la necesidad de abrir un espacio de debate entre los actores del campo de las ciencias ambientales sobre el significado y el alcance de las investigaciones llevadas a cabo. Si bien la primacía del paradigma positivista se desprende claramente del discurso en torno al evento, ya que se trata sobre todo de la « neutralidad » de una ciencia « basada en hechos » « que beneficia a toda la humanidad », la comunicación no fue monolítica. Por ejemplo, uno de los comités organizadores nacionales incluso argumentó que « la ciencia es política ». A partir del análisis de esta reciente movilización, este capítulo propone una deconstrucción discursiva de los axiomas y opciones semánticas que conforman las ciencias ambientales. En efecto, es necesario cuestionar los fundamentos implícitos y explícitos de los proyectos científicos en este ámbito, plantear las consecuencias de estas premisas axiológicas y proponer planteamientos científicos más ecológicos, anclados y dialogantes. La importancia de la crisis socio-ecológica nos desafíe a lo largo de nuestro ser, hacia esta reflexión crucial.

¿Neutralidad, por lo tanto silencio? La ciencia política francesa en la prueba de la no violencia
Cécile Dubernet

Si bien Francia tiene una antigua tradición de protesta no violenta, carece de un debate académico sobre la no violencia. En ciencias políticas, pocos científicos han explorado el tema más allá de unas pocas referencias históricas o refiriéndose a textos en inglés. Las obras están dispersas, a menudo producidas en los márgenes de la universidad. Sin embargo, esta paradoja es comprensible si tenemos en cuenta el origen del concepto y la herencia positivista de la ciencia política francesa. Forjado por autores-actores como Gandhi, King y el Dalai Lama, el término no-violencia parece vago y carece de esta distancia entre el análisis y la militancia, tan necesaria para los académicos. Además, como sus fundadores fueron inspirados religiosamente, la palabra sigue estando ligada a la espiritualidad, un campo al que los académicos franceses se acercan con gran cautela. Pero sobre todo, el concepto es embarazoso, porque cuestiona los fundamentos de la ciencia política, incluido el presupuesto de la eficacia de la violencia. Este término perturbador es a menudo ignorado a favor de otros registros considerados más aceptables, como las « luchas sociales », las « protestas » o la « resistencia ». Sin embargo, esta ausencia se debe en gran medida al requerimiento de neutralidad y tiene un costo. Los académicos franceses luchan por pensar científicamente tanto en cuestiones de defensa como en revoluciones populares. De hecho, la neutralidad y el silencio cubren ciertos prismas y tabúes.

Las ciencias involucradas. Entre la objetividad epistémica y la imparcialidad comprometida
Donato Bergandi

¿Cuál es el papel de la ciencia y de los científicos en sociedades democráticas donde la res publica parece sin embargo gestionada por una cierta casta oligárquica político-económica? Esta casta, que se inclina más bien a gestionar los recursos ambientales sobre la base de intereses particulares, no tiene en cuenta ni el bien común ni los equilibrios biosféricos. En este contexto, el papel de la ciencia y de los científicos es crucial en los objetos de investigación situados en la interfaz ciencia-sociedad, muchas veces controversiales. Estas preguntas y objetos de investigación requieren marcos epistemológicos específicos que aparecen en desacuerdo con la vulgata epistemológica tradicional. Por lo tanto, ya no es posible abordar cuestiones y objetos de investigación específicos de las « ciencias implicadas » sobre la base del paradigma dominante, donde el objetivismo realista de origen positivista y neopositivista se presenta como el ideal científico al que todos los investigadores deben adherirse. Esto significa que las ciencias – cuyos temas no son exclusivamente científicos, sino también económicos, políticos, éticos y, en términos más generales, socioculturales – generan inevitablemente controversias socio-científicas. Estas controversias no pueden, bajo ninguna circunstancia, resolverse limitándose a la experiencia científica o a los « hechos ». En este sentido, es emblemático el desarrollo de una serie de disciplinas contemporáneas como la biología molecular, la ingeniería genética, la biología sintética, la ecología, la ingeniería ecológica, las ciencias del clima y sus múltiples desafíos. En busca de las múltiples cuestiones que subyacen a las relaciones arriesgadas y críticas entre la objetividad, la imparcialidad y el compromiso en el caso de las ciencias implicadas y las cuestiones científicas socialmente vivas, se propone el concepto y la postura ética de la « imparcialidad comprometida ». Esta postura podría garantizar un equilibrio justo entre el ideal de objetividad científica y el compromiso ético-político.

Neutralización y participación en controversias públicas. Enfoque comparativo de los conocimientos científicos
Robin Birgé y Grégoire Molinatti

En este capítulo proponemos una reflexión sobre la heurística abierta por la superación del modelo de neutralidad de las ciencias en la sociedad. Dos estudios de campo antropo-epistemológicos que hemos llevado a cabo desde un ángulo comunicativo nos permiten cuestionar la responsabilidad social de los investigadores en situaciones controvertidas y construir colectivamente una experiencia publicitaria. El primer campo se refiere a la autoincautación en 2010 de un laboratorio de geociencias en el sur de Francia que evalúa las consecuencias de la explotación del gas de esquisto bituminoso. Conscientes de los posibles conflictos de intereses y del espejismo de la neutralidad a nivel individual, el equipo borró colectivamente los puntos de vista individuales, sin publicar el sesgo metodológico de neutralizar sus opiniones heterogéneas. El segundo ámbito se refiere a una propuesta de reforma del derecho de familia promovida por investigadores en ciencias humanas y sociales, encargada en 2013 por el gobierno francés. El horizonte político es asumido por expertos que dan a conocer explícitamente los conocimientos comprometidos. En este último caso, la experiencia se ha liberado de la instrumentalización política y, al asumir un punto de vista comprometido y argumentado, contribuye, en nuestra opinión, a enriquecer el debate público.

¿Noneutralidad sin relativismo? El papel de la racionalidad evaluativa
Mathieu Guillermin

En esta contribución, exploraré la posibilidad de combinar la no-neutralidad (de la ciencia) y la objetividad o racionalidad basada en la obra filosófica de Hilary Putnam. Basado en las nociones de inconmensurabilidad y de paradigma, Kuhn cuestiona la neutralidad de la ciencia. Según algunos críticos, este enfoque no es aceptable, porque condena el método científico a la irracionalidad y al relativismo. Sin embargo, el trabajo de Putnam puede ser movilizado para mostrar que la no-neutralidad y la racionalidad (u objetividad) no son antitéticas. Un paso importante en el camino hacia esa reconciliación es lograr una racionalidad evaluativa. Basándome en las respuestas de Putnam a este desafío, argumentaré que racionalidad y objetividad no son sinónimos de neutralidad, sino que, por el contrario, se forjan a través de la retroalimentación reflexiva dirigida a la evaluación racional de las prácticas de investigación. A continuación, destacaré el interés de este enfoque para articular la ciencia y la ética.

Comprender y estudiar el mundo social. De la reflexividad al compromiso
Sklaerenn Le Gallo

La reflexión aquí propuesta pretende cuestionar los vínculos que se pueden establecer, desde un punto de vista crítico, entre la necesidad de reflexividad por parte de los investigadores y lo que se considera un deber de compromiso en las luchas y movimientos sociales. Contrariamente a lo que defiende el paradigma positivista que durante mucho tiempo ha dominado el campo de las ciencias humanas y sociales, el mundo social sólo puede ser objetivado y racionalizado de manera abusiva. Por lo tanto, los científicos están atrapados entre su investigación científica y su viaje biográfico. El texto presenta una reflexión basada en la noción de la necesidad de reflexividad en el análisis del mundo social. A continuación se presentan dos visiones de la investigación realizada. En primer lugar, el de Pierre Bourdieu, que invita a la crítica social y a la denuncia de las relaciones de poder que prevalecen en la sociedad. Luego está el de Michel Foucault, que quiere desafiar una postura intelectual universalizadora a favor de una reflexión intelectual « situada » que lleva la voz de las luchas, cuestiona las relaciones de poder y se opone a los regímenes de verdad impuestos en el mundo social.

El lenguaje o la deconstrucción de la neutralidad científica escenificada por la sociología dramatúrgica
Sarah Calba y Robin Birgé

La neutralidad, es decir, la ausencia de sesgo, es una postura epistemológica o metodológica común en la ciencia. Según sus partidarios, permite mostrar que sus producciones científicas no tienen un punto de vista particular y, por lo tanto, son más fácilmente aceptables y reproducibles por otros, o incluso más cercanas a lo que realmente es. En lugar de intentar afirmar la imposibilidad de tal postura, trataremos aquí de demostrar que la neutralidad puede transformar el proyecto científico (la construcción colectiva del conocimiento) en un intento de revelar o mediar una realidad existente independientemente de las perspectivas humanas. Para ello, estudiaremos las formulaciones epistemológicas (tanto las declaraciones intencionales como las elecciones formales) de diferentes sociologías, en particular la que califica como pragmática y la que hemos denominado fotográfica. En respuesta, propondremos otra forma de compromiso que podría llamarse lenguaje, es decir, un sesgo tomado por el lenguaje, por la inteligencia de lo que se dice con la forma en que se dice, o por un trabajo estilístico de discursos científicos. De este modo, defenderemos la sociología dramática que, afirmando la artificialidad y singularidad de su puesta en escena, trabaja para hacer coherentes sus argumentos constructivistas, es decir, sus ficciones científicas.

Relaciones complejas entre la crítica y el compromiso. Algunas lecciones de la investigación de la comunicación crítica
Eric George

En este texto, tratamos de analizar las complejas relaciones entre la investigación y el compromiso social. A priori, podríamos considerar que en el caso de la investigación crítica, debería haber una complementariedad lógica entre estos dos tipos de actividades. Sin embargo, veremos que la situación es más compleja de lo que parece con la inclusión de tres conjuntos de trabajos considerados críticos en el campo de los estudios de comunicación: la Escuela de Frankfurt, la economía política de la comunicación y los estudios culturales. Veremos entonces que algunas prácticas de investigación y activismo son difíciles de conciliar, mientras que la alianza entre la investigación crítica y el compromiso social es más necesaria que nunca para transformar nuestro mundo.

Perspectivas críticas y estudios sobre tecnología digital: en busca de relevancia social
Lena A. Hübner

Este texto se centra en los vínculos entre la investigación y el cambio social. Más concretamente, se trata de discutir las dificultades que crea una postura crítica al estudiar la comunicación política en línea. El texto muestra que esta perspectiva epistemológica conduce a un dilema: mientras que los resultados de la investigación apuntan a concienciar a los ciudadanos, los propios mecanismos de esta educación, si se digitaliza, corren el riesgo de ser apropiados por las instituciones políticas y económicas. Para superar este obstáculo, se propone crear más vínculos entre la investigación y la sociedad civil de diversas maneras (difusión de los resultados, aplicación práctica sobre el terreno, etc.).

Regular la relación entre la investigación científica y la promoción. Una mirada retrospectiva a un viaje personal
Stéphane Couture

A la luz de mi propia experiencia, exploraré el mandato de neutralidad axiológica en las articulaciones entre las actividades activistas y la investigación universitaria. Mi carrera académica se basa en un compromiso militante: es mi participación en los movimientos sociales lo que me ha llevado a las ciencias sociales. Con este anclaje en mente, mis elecciones de objetos de investigación siempre han estado orientadas hacia mis intereses políticos y tengo una afinidad por las epistemologías que cuestionan la idea de neutralidad, particularmente las teorías feministas del punto de vista y del conocimiento situado. A pesar de ello, creo que mantengo una distinción bastante clara (aunque ambivalente) en mis actividades entre activismo e investigación, y entre compromiso y neutralidad. Esta distinción me parece importante desde el punto de vista ético, es decir, en la forma en que enfoco mis relaciones con las personas que considero, o no, como « sujetos » de mi investigación. Por ejemplo, ¿con qué firmeza puedo adoptar una posición en un debate que anima a un grupo cuya etnografía deseo hacer? ¿Puedo pasar sin problemas de un papel de activista en un grupo a un papel de investigador en este grupo? ¿Tienen estas preguntas un valor en sí mismas, o son simplemente un recordatorio de positivismo? Estas son algunas de las cuestiones que planteo en este capítulo.

License

Symbole de License Creative Commons Attribution - Partage dans les mêmes conditions 4.0 International

Et si la recherche scientifique ne pouvait pas être neutre? de Laurence Brière, Mélissa Lieutenant-Gosselin et Florence Piron est sous une licence License Creative Commons Attribution - Partage dans les mêmes conditions 4.0 International, sauf indication contraire.

Partagez ce livre